¿Ferraris eléctricos? No, gracias

Así de claro lo ha dejado Luca di Montezemolo, principal gestor de Ferrari, quien hoy ha puesto punto y final a todas las especulaciones que se han generado en torno a si llevarán adelante algún proyecto que única y exclusivamente utilice un sistema eléctrico para funcionar, como ya han hecho en la competencia, siendo ejemplo de ello Mercedes – Benz o Audi, con diseños que combinan la idea del deportivo y su exclusividad con la eficiencia energética. Sin embargo, a Montezemolo parece no interesarle esta tecnología, que considera poco útil para el modelo de desarrollo que tiene pensado para su empresa.

De esta manera, en declaraciones recientes comentaba: “Nunca verán un Ferrari eléctrico porque no creo en los coches eléctricos, porque no creo que representen un importante paso adelante frente la polución, el CO2 o el medio ambiente. Pero estamos trabajando muy, muy duro en el Ferrari híbrido. Esto debería ser el futuro, y espero que en un par de años puedan verlo“. Tomada esta decisión, parece complicado quitarle la razón al italiano, que parece encaminar los pasos de Ferrari hacia los coches híbridos, al tiempo que considera la tecnología del hidrógeno (a través de baterías de célula de hidrógeno, claro) como una posible apuesta ganadora.

Me alegra ver que algunos van teniendo la valentía de dar un paso al frente para decir esa gran verdad sobre los coches eléctricos, que aunque sean una interesante opción a corto plazo, en realidad aportan bastante poco si de lo que se trata es de proteger al medio ambiente a largo plazo, que es en lo que de verdad habría que pensar.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO