¿Necesita España hidrogeneras?

Que España necesita comenzar a trabajar en hidrogeneras es algo que no se le escapa a nadie; en los últimos tiempos hemos visto como grandes compañías del sector renegaban de lanzar automóviles en nuestro país, entre otras razones, por la falta de infraestructuras que tenemos, pero… ¿es realmente posible el modelo de hidrogeneras que tienen en otros países, o deberíamos estudiar otras formas de abordar la financiación del problema?

Para empezar, una de las mejores maneras que tendríamos de afrontar la situación sería convenciendo a todos los que formarían parte del negocio de que tienen que involucrarse de un modo u otro; concesionarios, grandes marcas, empresarios que ofrecen todo lo necesario para las hidrogeneras, Gobierno de España... todos deben sentarse a pactar acuerdos y tiempos, a la vez que debería facilitarse que las inversiones privadas fueran haciendo alguna aparición, como en tantas ocasiones ha sucedido con otro tipo de infraestructuras nacionales. Para dar este importante paso hacia la negociación, es imperativo que se garantice a los potenciales inversores de la rentabilidad del asunto, y para ello no hay mejor solución que la de dar facilidades fiscales a los participantes, puesto que tradicionalmente ha sido esto algo que ha movido a los empresarios.

Necesitamos una red de hidrogeneras; y es que no podemos pretender que antes de que haya unas infraestructuras sólidas, las compañías se arriesguen a invertir en un producto que muy probablemente los españoles no podremos comprar por falta de utilidad.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO