Alemania, cuna de hidrogeneras

Algunos comentaban por el blog el otro día sobre el tema de cómo está el hidrógeno, o más bien los puntos de recarga, por los países que suelen ser citados como ejemplo a seguir, entre los que por supuesto se encuentra Alemania. Y es que los germanos, a la hora de hablar de automoción sostenible, tienen mucho que enseñarnos a otros países como España, donde las hidrogeneras brillan por su ausencia.

Para empezar, Alemania tiene proyectos, y por cierto bastante ambiciosos. En primer lugar, las grandes ciudades ya cuentan con puntos de recarga para coches de hidrógeno, a fin de que los ciudadanos que quieran disfrutar de esta tecnología puedan, por lo menos, realizar desplazamientos a nivel local; pero es que si miramos lo que el Gobierno de Alemania planea para el año 2013, descubriremos hasta qué punto hay diferencia: nada más y nada menos que 50 hidrogeneras más que integrar en su red, con el fin de que se haga posible cruzar el país única y exclusivamente con combustible de hidrógeno. De esta forma, es obvio que los alemanes atraen a las grandes marcas, que ya ofrecen modelos de hidrógeno (tanto de combustible como de batería de célula de hidrógeno) para los potenciales clientes.

Y es que además la educación también es mejor a ese nivel, ya que los alemanes son conscientes, en su inmensa mayoría, del ahorro que suponen los vehículos ecológicos a largo plazo (entre otras razones, porque el Ejecutivo se molesta en informar a los ciudadanos). Esas son, pues, las diferencias entre nuestro modelo de hidrogeneras y el suyo.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO