Alemania, el modelo a seguir en subvenciones

Una vez más los alemanes suponen el referente con respecto a las renovables, y en esta ocasión es en una cuestión extremadamente delicada, como el tratamiento de las subvenciones en un entorno de crisis económica. El anuncio del Ejecutivo de Merkel de aumentar un 47% la tasa de financiación de las renovables, imposibilitando en la práctica la aparición de nuevos proyectos, supone el punto y final de la línea de evolución que habían mostrado los germanos durante los últimos años.

De esta forma, lo que se busca desde la Administración alemana es conseguir que las energías renovables que actualmente están siendo subvencionadas sigan siendo viables a largo plazo, evitando que el aumento desproporcionado genere atracción de empresas oportunistas, al más puro estilo español, que tan pronto como desaparecen las subvenciones, también se diluyen y dejan a la nación sin renovables y sin dinero. La iniciativa busca también crear un mercado más estable, haciendo que la competitividad entre las compañías esté ahí, pero garantizando que nadie se quede sin margen para trabajar, con la esperanza de que en un futuro no demasiado lejano se puedan retirar por completo las subvenciones, y el negocio de las renovables en Alemania sea en sí mismo rentable.

Es ahora cuando volvemos los ojos hacia el anterior Ministro de Industria y nos preguntamos por qué, si el modelo de Alemania era el que seguíamos en cuanto a subvenciones, nosotros ni tenemos renovables, ni fondos para seguir financiándolas.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO