Alemania y el poder de las renovables

Arrancamos agosto con buenas noticias para los que creemos en un planeta más sostenible y una sociedad más comprometida con la ecología. El ejemplo de ello es Alemania, que sigue adelante con su proyecto para poner punto y final a uno de los modelos energéticos más rentables pero al mismo tiempo más peligroso de todos los que han estado a disposición de la humanidad: la energía nuclear.

Así, el Gobierno de Merkel ha querido responder a las demandas de la sociedad alemana dando carpetazo a dicha fuente de energía, y anunciando que para el año 2022 ya no habrá nada relacionado con lo nuclear en su país. Esto no sería novedoso, si no fuera porque le han dado una impresionante vuelta de tuerca más al tema, al anunciar que tampoco se comprará energía con origen nuclear a otros países, ni se admitirá su uso ni producción en ningún tipo de sistema bajo ninguna circunstancia. Se trata de la decisión más osada de la historia reciente al respecto, ya que pone entre la espada y la pared a naciones como Francia, gran exportadora de energía nuclear, que ahora tiene su beneficio en la cuerda floja, al ver como la gran compradora alemana pone un final a la vista.

¿Qué podemos esperar en España sobre este tema? Pues por ahora el Gobierno no parece tener demasiado interés en lo que los ciudadanos tengamos que decir, así que seguramente seguiremos unos cuantos años más dependiendo de la energía nuclear… hasta que otro desastre acabe por suceder.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO