Alternativas eficientes para coches eficaces

Además de los coches de hidrógeno, híbridos y eléctricos, en el mercado aparecen cada vez más alternativas que buscan optimizar el uso de los transportes tradicionales, para intentar conseguir que su impacto medioambiental se reduzca al mínimo exponente, con lo que se logra reducir las emisiones y garantizar que el uso de los recursos es más responsable.

Estas nuevas ideas, que todavía se encuentran en fase de desarrollo, pueden resultar estupendas para una transición hacia una sociedad más comprometida con el medio ambiente. De todas ellas, la que sin duda más me ha llamado la atención ha sido la propuesta de Volvo para crear algo parecido a “trenes de carretera”, y que apunta maneras para suponer una auténtica revolución dentro del mercado automovilístico. La cuestión es bastante sencilla: un vehículo va a la cabeza, preferentemente un camión de grandes dimensiones, que optimice su localización en visual, y los coches dotados con un dispositivo determinado se unen a él por la parte trasera, siguiéndole y avanzando de forma constante sin necesidad de conducir, ya que el camión integra un sistema que dirige el coche por su cuenta. Esto, que parece sacado de una obra de ciencia ficción, ya se está probando con éxito en carreteras de todo el mundo.

Con una medida semejante, el ahorro en gasolina sería más que significativo, ya que según cuentan los desarrolladores de la idea, la conducción sería mucho menos brusca en tanto que es automática, por lo que el consumo de combustible descendería y, por lo tanto, también las emisiones, lo que convierte la idea en una alternativa bastante ecológica a la conducción actual.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO