Aviones de hidrógeno, a la vuelta de la esquina

Cuando se aborda la cuestión del futuro de la aviación civil, la verdad es que hay muchísima especulación en torno a cómo se va a conseguir mantener la política de viajar a buen precio si el combustible no hace más que aumentar su coste casi semanalmente. Para evitar el desastre, son muchos los ingenieros que trabajan desarrollando nuevas aplicaciones y sistemas, que permitan centrar la atención en modelos de aviación más sostenibles y, al mismo tiempo, ecológicos.

Un buen ejemplo de esto lo tenemos en la entrevista tan interesante que he leído hoy, y que nos habla sobre los grandes proyectos que se están llevando a cabo para conseguir que el avión de hidrógeno, ese hito sobre el que tantísimas veces hemos especulado en este blog, se convierta en una realidad a corto plazo. El año 2020 es el que los expertos ya dan como referencia para los interesados, y la verdad es que la cuestión es interesante, porque las ventajas que el hidrógeno podría implicar en el sector serían enormes: por una parte tendríamos vuelos a velocidades muy superiores a las actuales, y por otra conseguiríamos reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera de forma radical sólo con el hecho de abandonar nuestros viejos combustibles, lo que además supondría un ahorro significativo para las empresas, y por tanto una bajada en el precio de los billetes.

¿Estamos por la labor de conseguirlo? ¿Es esto tan viable como nos lo pintan? Los expertos han hablado, y parece que la respuesta es un rotundo sí.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO