Bajan las nucleares, suben las renovables

Todo se compra, y todo se vende. Ese parece ser el lema de algunos que, a pesar de la terrible situación que está atravesando Japón en la actualidad, insisten en seguir haciendo negocio en medio de tanta desgracia. Y es que esta mañana la caída en la bolsa de Japón era tremenda, con bajadas de hasta un 10% de, curiosamente, cualquier empresa que tuviese que ver con el tema nuclear.

Lo llamativo del dato no es eso, sino que las energías renovables son lo único que ha conseguido atrae las miradas y, por consiguiente, el dinero de los inversores. Y es que parece que por primera vez han visto la cara positiva al asunto de la ecología, probablemente del color verde que es propio de algo muy distinto: el dólar. Ganar dinero es la única razón por la cual un montón de gente se ha decidido a comprar energía renovable, sabedores de que en el futuro será la mejor alternativa ahora que la energía nuclear se encuentra en sus horas bajas, y no tiene pinta de ir a recuperarse pronto del fortísimo golpe que Fukushima ha supuesto.

Opino que esto es una cosa lamentable, que demuestra los poquísimos escrúpulos que tienen algunos, y el poco interés que existe realmente por parte de las grandes empresas en trabajar por conseguir un mundo más sostenible. Supongo que, después de todo, el desarrollo sostenible es, para ellos, un negocio sin más vuelta de hoja. Qué pena.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO