Baterías intercambiables, un negocio de futuro

Parece que lo de renovarse o morir cada vez se va haciendo más el lema de las grandes compañías, sobre todo en estos tiempos de crisis económica en los que tan importante resulta tener buenas ideas para conseguir mantenerse a flote. Esto es lo que desde el norte de Europa deben haber pensado en una empresa llamada Better Place, que puede llevar a cabo un negocio que cambie para siempre el futuro de los coches ecológicos.

¿Cuál ha sido la idea revolucionaria? Pues han pensado que las electrolineras que habitualmente vemos (si vivimos en otro país, claro) por las carreteras sean desplazadas por negocios donde se ofrezca al usuario la posibilidad no de recargar, sino de llegar a una estación de servicio donde se cambie, literalmente, la batería del coches por otra nueva, completamente cargada. Con esto se conseguiría reducir de forma drástica el tiempo de rellenado de las baterías para los coches eléctricos, que normalmente es de varias horas, y además se lograría aumentar la autonomía de los vehículos, en tanto que las baterías que estuviesen en circulación siempre habrían de estar en condiciones óptimas para su uso, algo importante que no siempre es viable si el usuario las recarga en casa.

Sea como fuere, espero que esta alternativa vaya por el camino que la empresa ha comentado, que no es otro que el de aplicarlo también a las baterías de pila de combustible de hidrógeno, en un frente de investigación que posiblemente cambie, y mucho, el panorama del hidrógeno actual.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO