Biorrefinería para producir hidrógeno

El investigador Carlos Escamilla Alvarado, reconocido científico del Departamente de Biotecnología del Centro de Investigación y Estudios Avanzados del IPN, está desarrollando una técnica realmente interesante, que podría suponer el principio del fin de los problemas tan grandes que tenemos para hacer desaparecer la basura que producimos.

A pesar de que ya hemos oído la misma historia varias veces, parece que Escamilla podría estar de verdad ante una alternativa interesante, ya que su idea consiste en la biorrefinación de la basura, a través de unos microorganismos que facilitan la desaparición del residuo, lo que sumado a un proceso químico, permite la producción de metano y, lo que es mejor, de hidrógeno, cosa que podrá ser aprovechado por más de un sector de la industria del panorama internacional. Y aunque todavía falten potenciales inversores, lo más importante para llevar adelante una investigación de estas características, desde los Estados Unidos ya se han fijado en la propuesta, concediéndole la organización Battelle el Student Paper, un premio que se otorga a proyectos comprometidos con la sociedad y las soluciones para importantes problemas a los que ha de hacer frente la humanidad.

Esperemos que esta idea vaya adelante, y que logren sacar de ella algo en limpio para producir hidrógeno que sea aprovechable en su formato combustible, ya que aparte de hacer desaparecer basura, impulsaremos un modelo de automoción que respeta al máximo el medio ambiente.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO