BMW rompe su relación con GM para desarrollar coches de hidrógeno

Después del anuncio de los acuerdos alcanzados con Toyota para el desarrollo conjunto de tecnología para coches de hidrógeno, BMW ha hecho también público que cesa sus acuerdos comerciales con General Motors, probablemente debido a que forma parte de las condiciones que establece su nueva asociada en el camino hacia los vehículos respetuosos con el medio ambiente.

Según la propia marca ha revelado, ahora mismo su principal interés no radica sólo en mejorar las prestaciones que poseen los coches de hidrógeno, sino que también les interesa enormemente lograr que las baterías hoy por hoy disponibles sean mejoradas, a fin de aumentar la autonomía de la carga que portan, sin duda uno de los apartados en los que más deben trabajar si aspiran a hacer algo grande con los vehículos ecológicos. Y si bien los medios especializados han visto la medida hacia GM como algo ciertamente agresivo, desde BMW quitan hierro al asunto, indicando que han cooperado y cooperarán con muchas marcas, por lo que se trataría de un trámite perfectamente normal; se habría tomado la decisión porque, a cambio de la tecnología de hidrógeno de GM, BMW habría tenido que financiar otros proyectos de los estadounidenses, cosa que en tiempos de crisis no sentaba del todo bien en la directiva de la marca.

A pesar de todo, GM no se debilita, y mantiene abiertos sus proyectos para desarrollar vehículos de hidrógeno más baratos y competitivos; lo que no está tan claro es hasta qué punto podrá financiarlo si tenemos en cuenta los períodos críticos que han atravesado en lo referido a su economía.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO