Burocracia y renovables

energiasrenovablesLamentable. Así es la forma en que definiría yo la noticia que he visto hoy, y que la verdad es una pequeña muestra de cómo las cosas en nuestro país pueden llegar a funcionar realmente mal.

Según ha comentado el presidente de la Asociación de Productores de Energías Renovables en Canarias, las subvenciones que son necesarias para que las energías verdes puedan llegar a todos los rincones del archipiélago canario no están llegando, principalmente por meros trámites burocráticos, que según él han provocado la pérdida de nada más y nada menos que 10.000 millones de euros, una cifra con la que podría haberse hecho mucho por el medio ambiente, pero que por desgracia provoca que el porcentaje dedicado a sostenibilidad de la inversión pública sea mucho menor de lo que lo es en otras comunidades de nuestro país, lo que más allá del índice demográfico resulta claramente injusto, sobre todo en el contexto de democracia en el que vivimos.

Y es que yo creo que ya está bien. Una cosa es que queramos ser considerados como uno de los países punteros en cuanto a desarrollo sostenible y energías renovables, y otra dar una imagen en mi opinión tan patética simplemente porque no sabemos gestionar correctamente el dinero. Creo que una noticia como esta es una llamada a la reflexión por parte de los políticos locales, aunque ya sabemos que Canarias es una de las zonas donde más casos de corrupción se han descubierto (y existen) en los últimos años, por lo que quizás todo pasase por una renovación de energías… y de otras cosas.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO