Chevrolet Volt, un pequeño fiasco

Chevy Volt 300x199Corría el año 2007 cuando se nos prometía, desde la compañía General Motors, la salida al mercado de un coche de hidrógeno que “marcaría la diferencia” y que “abrirá nuevas opciones de mercado a GM”. Sin embargo, tres años después tenemos que aceptar el hecho de que las cosas no salen siempre como uno quiere, razón por la que el esperadísimo Chevrolet Volt finalmente no será el increíble coche de hidrógeno que esperábamos ver, sino que simplemente será un coche eléctrico (eso sí, de última generación), que llega para sumarse a la larguísima lista de coches eléctricos que están saliendo en los últimos tiempos.

A pesar de que desde la compañía no se ha descartado la posibilidad de, en un futuro, invertir en producir un modelo que integre la opción del hidrógeno, por el momento el coche ni siquiera estará disponible a este lado del charco, razón por la cual es más que probable que tengamos que seguir esperando durante un tiempo para poder comenzar a conducir uno de estos, si es que estamos interesados en ello.

La verdad es que, pese a que su índice de emisiones no es 0, razón por la que no es un coche 100% ecológico, se trata de un granito más de arena que se aporta al sector a la busca de un cambio que llegará tarde o temprano, y precisamente por ese motivo creo que hay que alegrarse, y simplemente recordar a la compañía GM que, a pesar de todo, tenemos un archivo de noticias a las que acceder para ver si lo que nos cuentan es cierto o no.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO