China apuesta fuerte por los coches eléctricos

Que China va camino de convertirse en la primera potencial mundial es algo que ya no duda nadie, y no hace falta hacerse demasiadas preguntas para entender por qué esto es así.

Un buen ejemplo de cómo aplicar políticas de inversión lo tenemos en su nueva maniobra para conseguir que los coches eléctricos se abran paso dentro de una de las sociedades más contaminantes del planeta: a golpe de talonario. Y es que el Gobierno de China acaba de anunciar una interesantísima línea de ayudas para los usuarios que aspiran a adquirir un vehículo ecológico, ofreciendo hasta 16.000 dólares por la compra de un automóvil cuyo impacto medioambiental sea reducido. Esto se suma a otra serie de medidas por las cuales tanto los híbridos como otras opciones de automóviles, tal vez incluso el hidrógeno, podrían sumarse a dicha partida presupuestaria, y obtener así mayores subvenciones por parte del Ejecutivo. Se trata en todo caso de medidas con una gran acogida por parte de la sociedad de China, que ve con buenos ojos la evolución hacia transportes que les permitan reducir un poco la polución, excesivamente elevada, y que pone en riesgo la salud de los ciudadanos.

El objetivo del Gobierno de China con este plan es lograr la implantación total de unas 500.000 unidades a lo largo y ancho del país, una cifra ambiciosa pero que podría suponer el cambio definitivo hacia un modelo de sociedad mucho más sostenible.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO