Coches de hidrógeno en España

Con frecuencia vemos en los medios especializados que otros países, muy comprometidos con el desarrollo de un parque automovilístico respetuoso con el medio ambiente, trabajan al máximo nivel para conseguir que los vehículos ecológicos sean no sólo una alternativa viable, sino que además los usuarios sientan de verdad interés en adquirir un modelo ecológico con el fin de ahorrar algo de dinero a largo plazo o, simplemente, por el hecho de cuidar su entorno.

Sin embargo, cuanto más avanzamos en esta crisis y más se recorta, no veo que en estos momentos España esté haciendo un esfuerzo real por comprometerse al mismo nivel que lo había venido haciendo tradicionalmente, en tanto que el país parece completamente atascado en los coches eléctricos y, aunque las ventas están ahí, quizá sería bueno intentar tender puentes hacia otras alternativas. Porque si bien es cierto que hay que felicitarse por los resultados de las matriculaciones en el último semestre, la verdad es que si miramos hacia la Unión Europea, veremos que por ejemplo en materia de hidrógeno estamos realmente parados, y somos un país que, a pesar de tener mentes científicas brillantes investigando en el tema, no produce grandes alternativas.

Es fundamental que el Ministerio de Industria se ponga manos a la obra, y que aunque no sea la red principal, el hidrógeno empiece a verse más a menudo, porque de otro modo lo tendremos realmente difícil para equipararnos a las naciones punteras en el tema en un futuro no tan lejano como a priori podría parecer.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO