Coches de hidrógeno en España, ¿una realidad?

Mucho es lo que estos días se está hablando sobre la tecnología del hidrógeno, y especialmente en torno a la idea de que para el año 2015 habrá automóviles que funcionen con agua recorriendo las carreteras de medio mundo, pero… ¿es dicho modelo viable en España?

La pregunta, que ya hemos analizado en más de una ocasión, tiene un nuevo frente de interés ahora, con la gran cantidad de competiciones para coches ecológicos que se organizan en nuestro país, pero sobre todo con las numerosas instituciones que, pese a la grave crisis económica, permanecen abiertas y operativas, produciendo importantes investigaciones que generan patentes útiles. Por lo tanto, ¿es España un país donde el hidrógeno puede ser un sector con futuro? La respuesta es que sí, aunque ciertamente habría que considerar algunos puntos importantes antes de conseguir que los coches de hidrógeno circulen por nuestras carreteras.

Por una parte, el apoyo institucional es imprescindible, ya que sin él dotar al territorio peninsular con todas las hidrogeneras precisas se hace muy complicado o, simplemente, caro para el usuario; es preciso establecer el concepto de que usar coches de hidrógeno, aunque supone una inversión a corto plazo, es rentable con el paso del tiempo. Por otra parte, también hay que incidir especialmente en el hecho de que sin subvencionar a los investigadores y los propios automóviles, no progresaremos ni lograremos despuntar para convertirnos en un país impulsor del hidrógeno, como Estados Unidos o Japón; un negocio que, además, económicamente será muy rentable.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO