Coches de hidrógeno más potentes

El duro trabajo que se está llevando a cabo para conseguir mejorar todavía un poco más los vehículos de hidrógeno ha llevado a los investigadores a volver la vista sobre el viejo proceso de electrolisis de agua, pero de una forma completamente renovada.

Así, la idea sería más bien realizar el proceso químico, pero a la inversa, lo que se conoce como electrocatálisis; en diferentes instituciones de México se está trabajando para lograr  llevar el proceso a otro nivel, lo que permitiría explorar nuevos límites en la potencia de los automóviles impulsados por hidrógeno. Como desde el Cinvestav indican, “los limitantes son los materiales. La ciencia de materiales interviene en esta rama de la investigación, así como la nanotecnología para hacerlos más pequeños y atractivos, junto con ingeniería para hacer sistemas compactados y económicos”. Y hablando sobre las posibilidades de que el centro desarrollase su propio modelo comercial de coche de hidrógeno, dejan claro que “como centro de investigación no tenemos esa capacidad. Para industrializarlo se requiere del gobierno y de las empresas”.

La realidad es que los coches de hidrógeno necesitan mejorar un poco sus prestaciones y, sobre todo, sus precios, para conseguir resultar más tentadores para el ciudadanos medio. Con todo, estoy seguro de que en un plazo razonable de tiempo comenzaremos a ver mejores resultados gracias a la intervención de la ciencia.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO