Coches ecológicos en Europa

Precisamente después de escribir el artículo de ayer, me entró curiosidad por ver qué era lo que se estaba haciendo por Europa en materia de vehículos ecológicos, para averiguar así qué es lo que está causando el inmenso retraso que parecemos llevar en España. Lo cierto es que me he topado con más de una sorpresa en las políticas de integración de coches respetuosos con el medio ambiente dentro del parque automovilístico de las diferentes naciones.

Alemania, por ejemplo, es una de las grandes en instalación de hidrogeneras, al igual que Francia; ambas han hecho un esfuerzo por intentar que estos puntos de recarga vayan estando listos para cuando la tecnología lo requiera, y por supuesto están ya a disposición de los ciudadanos y empresarios que manejan coches híbridos o que, de alguna forma, se benefician del hidrógeno como combustible. Además de esto, han destinado importantes cantidades de dinero no a subvenciones exclusivamente (que también), sino sobre todo a I + D, que les permite hallar tecnología de vanguardia que les facilite su ascenso hacia la posición de privilegio en la que están en materia de automoción sostenible.

Mientras tanto, el resto de países de la UE se asoma tímidamente a la tecnología del hidrógeno, y la mayoría la compatibilizan con la de los coches eléctricos. Por supuesto, en España preferimos quedarnos con la alternativa que, como deja claro el estudio del que hablaba ayer, nos llevará por el camino de la amargura.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO