Coches eléctricos en España: mucho ruido y pocas nueces

Según un estudio que hacía público la consultora Deloitte titulado “Implantación del vehículo eléctrico en España, ¿realidad o ficción?“, nada más y nada menos que el 82% de los españoles estarían dispuestos a hacerse con un vehículo ecológico de estas características, superando ampliamente la media europea e incluso la media mundial pero… ¿puede ser esto una realidad?

Si nos vamos a los datos más específicos del estudio, cosa que no hacen algunos de los medio que he leído hoy, veremos que a pesar del “sí” masivo dado por los españoles, una mínima parte de ellos estaría realmente dispuesto a comprar un coche eléctrico que superase el precio de 23000 euros. De hecho, sólo el 18% de ese 82% anteriormente citado manifestó mantener su interés ante ese precio, puesto que consideran que debería tener un precio al menos similar al que tienen los actuales coches que utilizan combustibles fósiles. Esto quiere decir que las probabilidades de que alguien se quede finalmente con uno de estos vehículos no son demasiado elevadas, dado que no resultará fácil bajar los precios de los coches eléctricos hasta puntos más razonables, ni siquiera con las increíbles subvenciones que el Gobierno de España está poniendo al servicio del consumidor.

Con este panorama delante, y apoyándose siempre en los datos, ¿seguirá el Gobierno de España insistiendo en que nuestro país es de coches eléctricos, o asumirá que es hora de buscar una alternativa más razonables? Hagan sus apuestas, pero yo lo tengo ya bastante claro.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO