Cómo diseñar un coche de hidrógeno

La premisa que da título a este artículo no parece nada fácil, pero ha sido el desafío que han aceptado numerosas instituciones mexicanas, que decididas a hacer algo para combatir el efecto invernadero y reducir las emisiones, así como promover el uso de vehículos ecológicos en el país, se han embarcado en un proyecto que seguro dará buenos resultados, y que tiene por objetivo el diseño y construcción de un coche de hidrógeno desde cero.

En el proyecto participan cinco instituciones: el Centro Nacional de Investigación y Desarrollo Tecnológico (Cenidet), la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), el Tecnológico de Monterrey, campus Toluca; así como los institutos de Investigaciones Eléctricas (IIE) y el Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (IPICyT). Para llevarlo a cabo de la mejor manera posible, se van a repartir las tareas, de manera que cada centro desarrollará una de las partes del automóvil, que finalmente será montado y puesto a prueba ante la mirada de todos. Además, los organizadores aseguran que se tratará de una propuesta muy interesante, dotada con importantes avances tecnológicos, que pondrán el modelo entre la vanguardia de los automóviles de su condición.

De este modo, comentaban: “vamos a dotar de inteligencia al vehículo para que tome decisiones en tiempo real sobre qué fuente de energía utilizar y lograr el mayor avance con la menor cantidad de combustible”; sin duda es una propuesta interesante, que nos ofrece una idea de lo complejo que es desarrollar un vehículo de hidrógeno desde el principio.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO