Del petróleo al hidrógeno

Logo_UPNA

La Universidad Pública de Navarra ha hecho público que está trabajando en un proyecto complejo con el que pretenden que un coche pase de utilizar combustibles fósiles al hidrógeno.

La noticia ya viene de lejos, puesto que hace bastante tiempo, fue una compañía alemana de producción de automóviles la que donó al Grupo Hidrógeno de la universidad uno de sus modelos de motor para que se desarrollase la investigación, que parece haber dado muy buenos resultados.

Si ya el pasado mes de febrero el motor funcionaba a pleno rendimiento a través de hidrógeno, ahora se ha avando un poco más, y desde la Universidad Pública de Navarra declaran: “Nuestro objetivo es modificar no sólo el motor, sino todos los componentes del vehículo, a fin de que éste funcione con hidrógeno y se desplace de manera autónoma”. Parece que el desafío se sitúa ahora mismo en que el coche utilice única y exclusivamente hidrógeno para desplazarse, y sea una alternativa viable. “No creo que tengamos grandes dificultades en la modificación del motor, puesto que ya tenemos experiencia; donde sí creo que tendremos mayores problemas va a ser en la integración en el ordenador de a bordo del control electrónico del motor de hidrógeno con el resto de señales y controles del vehículo”.

Tras estudiar la manera en que a través de la producción propia de hidrógeno en la universidad se podían abaratar espectacularmente los costes, parece que ahora el reto se sitúa en hacer de este nuevo vehículo una alternativa viable a nivel recarga de combustible. La solución, en principio, parece que pasará por llevar bombonas cargadas de hidrógeno en el propio coche, aunque todavía no está claro si se puede hacer algo mejor que esto, ya que ocuparía un espacio considerable y a nivel comercial no sería tan interesante.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO