El actual sistema eléctrico, insostenible

Parece que el hecho de que la crisis aprieta es algo que provoca la ira de muchos hacia el derroche de los recursos públicos, cosa que va quedando clara debido a hechos como el que protagonizaba hoy la Fundación Renovables, y que suponía un durísimo ataque hacia el Ejecutivo anterior y, colateralmente, una advertencia para el actual.

Así, dejaban clara su opinión de la gestión del sistema eléctrico nacional al declarar: “Si las renovables llevan casi cuatro años de ajustes y siguen existiendo desajustes entre los costes e ingresos del sistema, está claro que las energías renovables no son el origen de la insostenibilidad del sistema eléctrico“. Efectivamente, son muchas las voces que en las redes sociales se unían hoy a esta opinión, que incide especialmente en la “inocencia” de las energías verdes, que bien podrían salir mejor paradas de los últimos recortes, y que eran una de las pocas alternativas que nos quedaban para evitar las consecuencias del déficit tarifario (ese mal creciente que lleva a subidas constantes en el recibo de la electricidad).

Mientras se pretende hacer creer que las renovables estaban demasiado subvencionadas, y que era ese hecho en sí mismo lo que las hacía insostenibles, no se acaba de ver que su rentabilidad mereciera ser tan cuestionada… y es que a lo mejor, si se les hubiese dado mejor trato, podrían haber servido para lo que se suponía que debían servir: ahorrar dinero a los ciudadanos. Pero eso, en tanto afecta a los intereses de las grandes empresas de este país, supongo que no interesa.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO