El club del hidrógeno

De vez en cuando, navegando por la red de redes, me encuentro con noticias curiosas sobre la realidad del hidrógeno fuera de nuestro país, que son un buen ejemplo de cómo se deberían hacer las cosas, y cómo no se están haciendo en España.

En este caso nos vamos hasta Aberdeen, en Escocia, donde el ayuntamiento ha ofrecido a los miembros de un club dedicado a compartir vehículos (que ofrece a sus integrantes la posibilidad de no tener su propio coche pero sí compartir uno en los momentos en los que lo necesiten) la posibilidad de probar un automóvil de hidrógeno gratis, concretamente un Hyundai Tucson ix35, un modelo potente, eficaz y, sobre todo, de hidrógeno pero con algunas funcionalidades eléctricas. La idea ha sentado realmente bien entre los miembros del club, que han destacado los aspectos positivos que ofrece el uso de un coche de hidrógeno, y han manifestado su interés por utilizar en el futuro, tan pronto como sea posible, un coche de estas características, ya que el ahorro económico es, a largo plazo, más que significativo, algo que en unos años, con las mejoras tecnológicas, será todavía más significativo.

Son precisamente ideas como estas las que harían del hidrógeno algo más conocido por los españoles, por lo que en vez de destinar el dinero a subvenciones que no llevan a ningún lugar más que la bancarrota, opino que podrían financiar algún modelo de prueba, que luego quedase al servicio de la sociedad.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO