El futuro de los coches ecológicos

Que nuestro país necesita alguna alternativa de negocio viable para salir de la crisis es una realidad que a nadie se le escapa, y que se hace cada vez más evidente cuando, a pesar de los esfuerzos de todos, la cosa no parece estar avanzando hacia un punto de mayor saneamiento económico. ¿Qué opciones nos quedan para emprender como nación ante este panorama?

Mientras el Ministerio de Industria prosigue con la herencia dejada por Miguel Sebastián, y apuesta por opciones con muy pocas luces, se hace preciso buscar entre las alternativas viables para exportar al mercado exterior. Y los coches ecológicos, con la debacle de las energías limpias y de la construcción, podrían ser una fantástica opción para invertir en el futuro. No se trata sólo de promover su uso dentro de nuestro país, sino sobre todo de tener en cuenta la importancia de atraer las fábricas a España, o ayudando a que la industria del automóvil nacional se incline por dicho frente de negocio.

Y es que mientras nosotros nos quedamos a la zaga, como por desgracia sucede cada vez más a menudo, otros países (el ejemplo de Francia y Alemania es, como siempre, perfecto) se están haciendo de oro con los vehículos ecológicos, y pronto no quedará espacio para los emprendedores ahí. Estoy seguro de que será precisamente entonces cuando los políticos de nuestro país se lancen al asunto, justo cuando ya es demasiado tarde.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO