El gigante ecológico se desmorona

Uno de los países que servían como referente cuando se hablaba de energías renovables como lo es China está perdiendo fuelle en la que hasta el momento era su vertiente de negocio más rentable, la energía eólica. A pesar de que siguen siendo líderes mundiales en el sector, parece que algo no está marchando del todo bien por tan lejanas tierras, donde el crecimiento que se había producido en materia de renovables durante los últimos dos años se ha ido desplomando poco a poco, hasta preocupar a las autoridades del gigante asiático.

Según parece, estos efectos se deberían por una parte a la falta de orden en la programación de las nuevas instalaciones que se han creado en el país, que de esta forma habrían tocado el techo de su desarrollo en los últimos meses, comenzando un descenso anunciado por todos, por más que los chinos lo negasen. Así pues, quizá sea el momento de dedicarse a otros negocios en los que el viento sopla a favor para ellos, gracias al propio consumo que llevan a cabo, como lo es el de los coches ecológicos, algo en lo que también se están volviendo un referente, seguidos muy de cerca por Japón.

Lo cierto es que la crisis no perdona, y los países asiáticos van a tener que trabajar muy duro si quieren exportar sus negocios ecológicos y competir con lo que hay en el mercado, especialmente en lo referido a Estados Unidos y la Unión Europea, que también están pegando muy fuerte en estos frentes de negocio.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO