El hidrógeno llega al formato radio control

coche hidrogeno radio controlHorizon, una de las empresas punteras del sector en materia de desarrollo de novedades trabajando con energías “verdes” y de la que ya hablamos anteriormente aquí, es la compañía que ha lanzado al mercado una muy osada propuesta: un coche de radio control con un kit de pila de hidrógeno. La pila en cuestión le proporciona una autonomía de algo más que una hora, y le permite alcanzar una velocidad máxima de 35 Km/h. Lo peor es su precio, que ronda los 1500 dólares, y que hará absolutamente imposible que mucha gente disfrute de este divertido juguete.

Y es que, como siempre digo, es absolutamente fundamental que tengamos presente que, por mucho que las compañías se esfuercen en sacar modelos más respetuosos con el medio ambiente, por mucho que intenten mejorar sus prestaciones y llevar su tecnología hasta límites insospechados, si no se consigue rebajar los precios, nunca serán alternativas viables. Sucede lo mismo con los coches y las motos, tanto de hidrógeno como eléctricos… si la gente puede permitirse un coche a duras penas (atendiendo a los datos de la economía, a pesar de que el pasado mes el sector del automóvil repuntase un 18%), ¿cómo van a pagar 50.000€ por una moto, o 100.000€ por un coche? Las compañías deberían reflexionar sobre esto, y tener en cuenta que la acomodación al mercado actual a nivel mundial es fundamental para poder llevar a cabo el gran proyecto que supone dejar atrás los combustibles fósiles o las brutales emisiones de CO2, y comenzar una nueva era de energías renovables y desarrollo sostenible. De lo contrario, y tal y como siempre digo, el consumidor seguirá prefiriendo productos más contaminantes, aunque a largo plazo les resulten menos rentable, porque son la única alternativa que su economía le permite defender, y de eso no podemos culparle.

¿O alguien va a comprarse el cochecito por 1500 dólares?

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO