El hidrógeno no ha provocado el caos en Japón

Sorprendido. Así es como se queda uno cuando lee algunos artículos de opinión en los que se vilipendia el hidrógeno como alternativa de futuro, al comentarse que los daños en el reactor nuclear de la central japonesa de Fukushima son causados por este elemento.

Creo que es justo decir que, efectivamente, la explosión que dañó y trajo la desgracia la causó una acumulación de hidrógeno en el reactor… pero, seamos justos, esto no tiene nada que ver con el hidrógeno. Se trata de que la energía nuclear es un modelo energético que, por muy necesario que sea para mantener la economía actual (y sobre todo el dichoso consumo desmedido de electricidad), ha sido el causante de tan fatal situación; y es que culpar al hidrógeno es una estupidez, ya que a mi modo de ver sería el equivalente a culpar a la gasolina de la explosión de un coche que utiliza combustibles fósiles.

Espero que todas las personas que tienen tanto interés en dilapidar las energías renovables estén al tanto de que Alemania, en el día de hoy, ha decidido dar marcha atrás a sus deseos de expansión en materia de energía nuclear; y es que, cuando el río suena, agua lleva… y si las nucleares tienen que echar el cierre porque suponen un riesgo muy elevado, no queramos arrastrar en el camino a otras fuentes de energía que, si bien peligrosas como cualquier otra, no tuvieron nada que ver.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO