El oscuro futuro de las renovables

Parece que a las energías renovables les queda un largo camino por delante para acabar de instaurarse en nuestro país, o al menos eso es lo que se deduce de los últimos movimientos que ha hecho el Ejecutivo, y que no auguran nada bueno. Y es que si con el anterior Ministro de Industria ya habíamos tenido suficiente, ahora la cosa se ha calentado un poco más, al entrar en escena el antiguo Presidente del Gobierno Jose María Aznar.

En una posición que sonaba cercana a consejero del Gobierno de España, Aznar ha querido resaltar que sí, las renovables son una parte muy importante del compromiso que una sociedad debe adquirir para los años que están por llegar, en los que deberemos hacer causa común contra el cambio climático, y trabajar por el desarrollo sostenible. Sin embargo, ha hecho un énfasis preocupante e importante en el hecho de que las energías limpias por las que se deberá apostar son aquellas que tengan “un grado de madurez tecnológica y de costes”, lo que pone contra las cuerdas a un sector que todavía está siendo edificado en España.

De esta forma, si las energías renovables dependiesen de su propia rentabilidad para existir, hoy por hoy y tal y como se plantean las cosas en España, es obvio que sería compleja su subsistencia; ello no quita, sin embargo, que sea necesario seguir subvencionándolas adecuadamente, porque para lograr modelos más rentables como el de Alemania o Francia, hay una fase previa que, por mucho que lo diga Aznar, ha de cumplirse. Esperemos que el Gobierno de Rajoy no tenga en cuenta estos comentarios, o las renovables en nuestro país estarán como mínimo bastante comprometidas.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO