Eléctricos que contaminan más que coches de gasolina

Sorprendente, pero aplastantemente cierto: los coches eléctricos no son tan ecológicos como a menudo se los pinta, o al menos no los que se están utilizando en China. Así lo deja claro un estudio de la Universidad de Knoxville, dirigido por el profesor C. Cherry, en el que se desafía el presunto ecologismo defendido a capa y espada por los chinos, que se afanan por convertirse rápidamente en los número uno de los vehículos eléctricos, sin preocuparse por la calidad con la que lo están haciendo.

Y es que sí, por supuesto que los modelos de coches que se están utilizando son eficientes, mirando únicamente los datos que arrojan en las pruebas técnicas… sin embargo, es necesario trascender un poco eso y pensar en dónde se obtiene la electricidad necesaria para los desplazamientos. Es ahí donde, para nuestra sorpresa y la de los investigadores norteamericanos, veremos que en el 85% de los casos se produce con combustibles fósiles, lo que implica poca diferencia en el nivel de emisiones de CO2 desde un punto de vista práctico, ya que simplemente se cambia el momento de producir la contaminación, pero no la cantidad de agentes dañinos para el medio ambiente.

Creo que es importante, antes de lanzarse a apostar por los coches eléctricos de cualquier manera, estudiar bien qué es lo que se está haciendo, para asegurarse de no cometer ningún error que luego pueda conducirnos a tener que lamentar un derroche económico importantísimo sólo para quedar bien de cara a la galería.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO