España pierde su nivel en renovables

Las energías renovables en España, que eran uno de los grandes atractivos para los inversores a escala internacional, acaban de recibir un importantísimo varapalo, al confirmarse la salida de nuestro país de la lista de las diez mejores naciones para invertir en el sector del momento.

Esto, como es obvio, se debe a muy diferentes razones, pero principalmente a una muy sencilla: recortes. La falta de subvenciones y la desaparición de las primas no son algo que interese a los inversores, que han retirado su ambición por afincarse en nuestro país, y que llevarán consigo sus fortunas a mejores lugares. Por desgracia, esto podría tener implícitas gravísimas consecuencias para el sector en España, que ya lo tiene bastante complicado con la crisis, y que podría dejar de ser una fuente de recursos a la que acudir en los próximos años, como se esperaba que fuera. Desde los sectores de energías verdes de nuestro país se han lanzado críticas durísimas al Gobierno, afirmando que está en contra de las energías limpias, o que a base de recortes está hipotecando el futuro de la economía de los españoles, ya que en lugar de ayudar, provocará más paro.

Lo cierto es que todo país que aspire a poder vender algo en los mercados internacionales debe tener un producto interesante que exportar; cierto es que si por ahorrar dinero vamos a renunciar a las inversiones de capital foráneo a las que optábamos hace no demasiado tiempo, quizá la jugada no sea tan rentable como desde el Ejecutivo se tiene a creer.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO