Especial Islandia: Una apuesta de futuro (y II)

Elding

Islandia tiene una gran flota pesquera, responsable de un tercio de sus emisiones de CO2. La creación de los primeros barcos impulsados por hidrógeno les ha brindado la posibilidad de estudiar como funciona esta tecnología en un medio mas duro. Y el resultado ha sido que 11 embarcaciones han estado funcionando hasta 2007 con excelentes resultados.

El pasado 24 de Abril se organizó una exposición abierta al público para mostrar varios tipos de vehículos impulsados con energías alternativas. Los coches se mostraron en el puerto de Reykjavik. Se pudieron ver todo tipo de vehículos impulsados por metano, hidrógeno y etanol.

Ese mismo día se hizo la presentación in situ a bordo del Elding, el barco de observación ballenera, de su nueva pila de combustible para el motor auxiliar. Y para todos aquellos que tuvieron la suerte de acudir al encuentro quizás hayan podido conducir alguno de los Toyota Prius adaptados para ser impulsados por hidrógeno, que ya disponen en algunas empresas de alquiler de coches en Reykiavik, toda una experiencia.

El futuro.

Un reto: La conversión de todos los productos del petróleo al hidrógeno para el año 2050.

Islandia está demostrando que una sociedad basada en el hidrógeno no es imposible y aunque se enfrenta a muchos contratiempos lo más importante es la concienciación ciudadana de que esto es posible. Los gobiernos deben implicarse pero son los ciudadanos los que deben reclamar este tipo de medidas y tratar de adaptarse a los nuevos cambios.

En ese sentido Islandia continúa trabajando en nuevos proyectos de futuro. Actualmente trabaja como socio para la elaboración de un manual para estaciones de repostaje de implantación en toda Europa. Y es que si esto se implanta y el día de mañana nos movemos con hidrógeno, es importante que en todos los países podamos repostar de la misma manera.

Hydrogen Bus

La aceptación por parte de los usuarios es un factor muy importante al que se le está dedicando gran parte de la investigación y ya han creado una herramienta para ayudar a las empresas que lancen nuevos desarrollos. En esté enlace podeís conocer en profundidad el proyecto ESTEEM.

Continúan los estudios de los motores impulsados por hidrógeno con los autobuses que ya circulan por Reykiavik, sobre viabilidad, implantación, reducción de costes… en fin, todo aquello que puede llevar a buen puerto la tecnología del hidrógeno, para que sea una realidad y no solo una idea futurista en la que los vehículos apenas hacen ruido y el único gas que desprendan sea vapor de agua.

En general se están impulsando la creación de nuevas empresas de desarrollo y la implantación de los vehículos impulsados por hidrógeno entre el público general. Para esto ya se han puesto en contacto con varios fabricantes de automóviles para converger una flota de vehículos.

Colaboran con otros países en el desarrollo de nuevos vehículos impulsados por hidrógeno como es el caso de Italia con la que esta participando en la creación de un barco-taxi para Venecia.

Iceland

Este es en general un ejemplo a seguir y la única forma de enfrentarse de verdad al problema de las emisiones que provoca la quema indiscriminada de combustibles fósiles, se trata de eliminar en lo posible la dependencia que tenemos de ellos. No es una locura ni es algo imposible de realizar como está demostrando este pequeño país. Se ha convertido en el gran laboratorio del hidrógeno que de tener éxito sería beneficioso para el resto de paises.

Fuentes: Icelandic New Energy y EnerGlobal

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO