Estados Unidos seguirá subvencionando las renovables

A pesar de los temidos efectos del denominado “abismo fiscal” que amenazaba las cuentas del Gobierno de Estados Unidos, el hecho de que finalmente alcanzasen un acuerdo in extremis ha posibilitado la salvación de más de un sector, como el de las energías renovables.

Así, mientras se temía que debido a una ejecución de recortes masiva las energías “verdes” se viesen afectadas y no hubiese liquidez por parte de la Administración para seguir financiando el modelo de desarrollo que ahora mismo están creando, finalmente se ha sabido que las energías renovables seguirán teniendo peso en las cuentas públicas del ejercicio del próximo año. Esto tiene gran significación para el sector español de las renovables, puesto que no en vano empresas nacionales como Iberdrola tienen importantes negocios en Estados Unidos, que podrían haber estado en riesgo de desaparecer de golpe y porrazo el apoyo por parte del Gobierno de Estados Unidos al sector. Mientras tanto, también se han anunciado medidas menos amables, como el hecho de que también se vaya a seguir financiando la producción de biocombustibles, una alternativa muy poco ecológica, pero que Obama quiere potenciar hasta el final, para conocer el verdadero potencial de los mismos.

La realidad es que pese a la parte negativa, en mi opinión resultaba imprescindible que Estados Unidos mantuviese las subvenciones, puesto que detener la producción en su país supondría un terrible paso atrás que tendría graves consecuencias en el medio ambiente.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO