Éxito en las exportaciones de renovables

Al fin podemos decir que el Gobierno de España hace algo por promocionar las energías renovables más allá de nuestras fronteras. Y es que en el día de hoy un pequeño grupo compuesto por 34 embajadores han acudido a conocer las instalaciones y las líneas de investigación del CENER (Centro Nacional de Energías Renovables), y lo han hecho con el beneplácito del  Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, que ha querido de esta manera ofrecer a otras naciones una visión bastante clara de lo que se está haciendo por aquí con las energías limpias.

Hasta ahí, todo correcto. Una foto bonita, un paseo guiado por unas instalaciones engalanadas para la ocasión, y por supuesto técnicos y trabajadores con una sonrisa de oreja a oreja, que transmiten la sensación de una España donde las inversiones en I + D y el esfuerzo por alcanzar esa vieja utopía que es la eficiencia energética (o, en su versión más ambiciosa, el desarrollo sostenible). Sin embargo, lo que hay en la “trastienda” de esta visita sólo lo sabemos los que estamos informados de los últimos movimientos en el sector, que por cierto no han sido nada positivos y que fueron llevados a cabo por un Ministro de Industria que, para colmo, ya ha anunciado que lo deja.

Ojalá que al menos la visita sirva para echar una mano a todas las pequeñas y medianas empresas que necesitan un balón de oxígeno para salir adelante en estos tiempos de crisis, porque como sea por el Ejecutivo nacional el futuro pinta bastante poco prometedor.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO