Facebook, el ciberactivista

Después de que en el año 2011 Facebook fuese, literalmente, acosado desde Greenpeace para conseguir que cambiase su forma de actuar con respecto a la energía que consumía, parece que ahora el gigante controlado por Mark Zuckerberg va a dar un giro importantísimo para integrar más la sostenibilidad dentro de sus oficinas a lo largo y ancho del mundo.

Así, nos sorprendía mucho que el año pasado Facebook hiciese oficial el que todas sus oficinas, de acuerdo con las demandas de cientos de miles de usuarios de la red social a lo largo y ancho del mundo, funcionasen sólo con energías renovables, dejando atrás el uso de combustibles fósiles. Ni corto ni perezoso, el actual CEO de Facebook aceptó el desafío, y consiguió reformar absolutamente todas y cada una de sus oficinas para lograr que éstas operasen exclusivamente con energías limpias; pero aún hay más, porque hace unos días desde Facebook anunciaban una serie de acuerdos con Greenpeace, con los cuales se garantiza la promoción de una serie de plataformas en favor no sólo de la ecología, sino también de la eficiencia energética y del compromiso con el medio ambiente, que desmarcan a esta red social como la más comprometida con la salud de nuestro planeta.

Si algunas grandes empresas de nuestro país y del mundo  han sido capaces de asumir el esfuerzo económico que supone actualizarse y volverse sostenibles desde un punto de vista medioambiental, ¿por qué no exigir exactamente lo mismo a otras grandes que actúan como si no tuviesen el tema en cuenta?

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO