Feve y los trenes de hidrógeno

Parece que el desastre económico que supuso la inversión en el modelo de tranvía de hidrógeno de Feve, desarrollado por su antiguo cuerpo directivo, todavía sigue en la actualidad, ya que sus gestores han vuelto a lanzar unas polémicas declaraciones al respecto.

Así, el anterior presidente de la compañía, Ángel Villalba, ha querido dejar claro ante los medios que sobre dicho transporte de hidrógeno no hay nada de lo que tenga que arrepentirse, y destaca que durante su gestión no hubo “trenes inútiles”, asegurando que el fracaso del proyecto se debe único y exclusivamente a la voluntad de la nueva directiva de desprestigiar el modelo, muchísimo más sostenibles que otros que la propia Feve ha desarrollado, en tanto que utiliza hidrógeno para desplazarse. Además, destacan sus siguientes declaraciones: “El precio se situó en los 4,5 millones de euros por unidad. De forma que el material móvil del Corredor del Nalón (4 trenes-tran) costó 18 millones de euros, resultando ser de toda falsedad cualquier otra cifra. Los actuales gestores de Feve decidieron cancelar el proyecto del Nalón, año y medio después de encargados los trenes, y mantener el de la provincia leonesa. No conocemos las razones del rechazo de uno y la aceptación del otro. Pero al suspender el proyecto asturiano se encontraron con que, efectivamente, la construcción de los trenes-tran ya estaba avanzada. Y sí resultaba ocioso el pago de los 18 millones de euros que suponía su fabricación”.

Con tal panorama, asusta pensar que quizá el cese del proyecto no se deba precisamente al hecho de que no fuese rentable, sino más bien a unos intereses ocultos, que tienen más que ver con la no inversión en modelos sostenibles.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO