Fórmula E, eléctricos de competición

El sueño de muchos de los que creemos en los vehículos ecológicos como una fuente de mucho bien para la sociedad era ver alta competición de F1, pero en versión “verde”, algo que por fin se hace realidad gracias a la denominada Fórmula E.

Entre los requisitos para tomar parte de tan importante competición estará el contar con un coche eléctrico de bajas emisiones de CO2, por lo que se intuye que los modelos, a pesar de no contar con la tecnología que habitualmente vemos en los automóviles de la calle, serán de una enorme potencia, lo que obligará a los participantes a exprimir su ingenio para lograr no perder pujanza con el salto a lo ecológico. Los equipos, que competirán aportando novedades de alta gama, como viene siendo un clásico en la Fórmula 1 “tradicional”, sin duda realizarán mejoras que tendrán un impacto significativo en el desarrollo de mejores tecnologías para los coches eléctricos del día a día. No en vano, Jean Todt, presidente de la FIA,comenta: “Fórmula E será un campeonato de futuro, ya que el simple hecho de que tenga lugar en diez de las mayores ciudades del mundo, con la posibilidad de montar y desmontar los circuitos en los centros urbanos, es un gran desafío, y callará a los que no creen en una competición eléctrica”.

Como digo, un paso muy importante hacia el futuro, que acerca un poco más los vehículos ecológicos a la sociedad a través de la alta competición.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO