Fukushima, de nuevo en el ojo del huracán

Cuando parecía que por fin se estaba controlando la situación tan catastrófica que había sucedido con la central nuclear de Fukushima, en Japón, ahora la herida vuelve a abrirse con toda su fuerza en el día de hoy, tras haberse filtrado una información realmente preocupante, que de seguir por este camino, podría tener consecuencias todavía más graves para el medio ambiente a escala internacional.
Y es que la empresa encargada de la gestión de la central nuclear ha confirmado que se han producido una serie de vertidos al mar, con unos índices de radiactividad todavía desconocidos, pero que obligan al Gobierno de Japón a ampliar todavía más el radio de afectación del desastre, a pesar de la reticencia mostrada en este tema por las autoridades niponas. Así, mientras el planeta sufre las consecuencias del desastre, parece que una vez más triunfa la avaricia frente a la responsabilidad, y se sigue haciendo lo imposible por salvar la central, incluso teniendo en cuenta que los daños que provocará dicho vertido radiactivo al mar son todavía desconocidos incluso por las autoridades internacionales.

Espero que esto nos sirva de lección al menos con el tema de la energía nuclear, a la que hay que tener un respeto, y ojalá que las autoridades de la ONU intervengan pronto en este tema, porque si dejan únicamente gestionarlo al Gobierno de Japón, me parece que vamos a acabar más que arrepentidos.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO