GreenGT H2, más que un coche de hidrógeno

Para los que como yo creen que es fundamental que el hidrógeno dé el salto de una vez por todas a la alta competición, hoy llega traigo un análisis de un automóvil que quita el hipo, y que puede ser la principal alternativa que hoy por hoy existe en cuanto a hidrógeno en la alta competición; hablo del GreenGT H2, un coche al más puro estilo F1, y que previsiblemente competirá en alguna carrera dedicada al mundo de los vehículos ecológicos.

Lo mejor del automóvil, además de un diseño ya en sí mismo espectacular, es el hecho de que utilice hidrógeno para desplazarse, algo poco habitual ya que la tendencia en este tipo de coches es la de utilizar sistemas híbridos o directamente eléctricos. Además de esto, su ligereza debida a los materiales con los que ha sido fabricado y su potencia lo convierten en una máquina de devorar asfalto, cuya gran desventaja es, por supuesto, el elevadísimo coste económico que presumiblemente tiene. Sin embargo, creo que es una gran noticia el empezar a poder ver este tipo de coches en circulación, y considero que son una puerta al futuro que está por llegar en los próximos años.

La alta competición de vehículos ecológicos es, como vemos, cada vez una realidad más firme, y estoy seguro de que de aquí al 2015 los modelos que podremos ver en activo serán suficientes para ver la primera competición de F1 de hidrógeno.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO