Hidrógeno en el aeropuerto de Lleida-Alguaire

Las viejas infraestructuras construidas al más puro estilo excesivo de los faraones comienzan a quedarse sin pujanza, y es hora de intentar aprovecharlas de alguna manera, con ideas que puedan ser útiles para una sociedad española que ha pagado, y mucho, por este tipo de servicios inútiles (sí, hablamos de la larga lista de aeropuertos bajo mínimos o que, en la actualidad, resultan completamente inútiles).

¿Qué es lo que se ha planteado hacer el Ejecutivo? Pues, básicamente, tras hacer una llamada a un foro de participación abierta entre universitarios y estudiantes de las más diversas organizaciones, han pedido opiniones sobre el potencial que alguien pueda ver para el edificio, con el fin de descubrir alguna alternativa que lo haga ser un poco rentable, lo que a estas alturas no resulta fácil. Precisamente el delegado de la Generalitat de Lleida, Ramón Farré, comentaba: “El talento y la imaginación procedentes del mundo académico y aplicados sobre el propio terreno siempre son bienvenidos para tirar adelante infraestructuras como la del aeropuerto de Lleida-Alguaire””. Y de ellas ha salido precisamente la propuesta de aprovechar el aeropuerto como un centro revolucionario, que se dedicase a la producción de hidrógeno de forma principal.

¿En qué consistiría exactamente? Pues en un centro que se dedicase a la producción de hidrógeno a partir de biomasa y residuos animales, con lo que se conseguiría tener un referente en España en la producción de este elemento, que traería un nuevo apoyo para las energías renovables nacionales. Veremos en qué queda finalmente la cosa, pero la propuesta, lo que es a mí, me parece realmente buena.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO