Hidrógeno en el mercado de flotas

Durante la celebración de la feria Genera 2012, ha sido la compañía Air Liquide la que ha puesto sobre la mesa una cuestión muy interesante, y que puede ser un nuevo frente de acción y rentabilidad para el hidrógeno: su participación y potencial en el mercado de flotas, vehículos que sirven para transportar materiales dentro de almacenes y, en general, todo tipo de elementos de carga.

Esto, que puede parecer ser algo que no mueve tanto dinero como para merecer la pena, es en realidad uno de los grandes gastos que toda empresa tiene que afrontar, siempre que mueva un gran nivel de mercancías. Así, aplicando la rentabilidad que el hidrógeno puede llegar a tener en un transporte, podría ser una buena forma de minimizar gastos y, sobre todo, de conseguir una mayor rentabilidad, aunque como los propios miembros de Air Liquide manifiestan, la clave también está en el punto de vista medioambiental. Y es que si se lograse introducir máquinas con un ínfimo índice de emisiones, sería mucho más sencillo reducir la huella que las actividades de producción tienen hoy por hoy en el planeta, dados los elevados índices de emisiones de CO2 que la mayor parte de compañías tienen.

¿Será verdad entonces que merece la pena trabajar para crear un mercado de flotas de hidrógeno? Yo creo que las empresas más emprendedoras comenzarán a introducirlos en los próximos años y, dentro de una década, será la tónica más habitual tener, si no de hidrógeno, al menos sí un transporte ecológico.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO