Hidrógeno en la era espacial

China lleva tiempo trabajando en un modelo de cohete llamado Chang Zheng-5, con el que pretende abastecer fuera del planeta con lanzamientos en los que se podrían cargar nada más y nada menos que 25 toneladas de un golpe. Esto no sería una noticia tan interesante si no fuera por el hecho de que, con el fin de conseguir que la eficiencia energética también llegase a sus cohetes, el hidrógeno se ha integrado dentro del proyecto, aportando mejoras significativas al mismo.

De esta manera, los cohetes Chang Zheng-5, que en el pasado ya han sido lanzados con éxito, se convertirían en una de las mejores referencias del uso del hidrógeno en el espacio, a pesar de que siempre se está especulando con la peligrosidad de este combustible, argumento que obviamente queda refutado con este ejemplo. Y es que el combustible de hidrógeno, además de ser más ecológico, resulta perfecto para los trabajos que se quieren llevar a cabo con estos cohetes, responsables de abastecer incluso a estaciones espaciales, según el proyecto que sus desarrolladores tienen entre manos. En el futuro, pues, será no sólo una auténtica gesta de la tecnología, sino que además tendrá mucho que ver con el hidrógeno y la sostenibilidad, lo que siempre es un mensaje positivo.

Una vez más se pone sobre la mesa al hidrógeno como solución a los problemas que otros combustibles tradicionales no podían enfrentar, y esta vez nada menos que en el espacio. Es obvio que, como mínimo, algo tiene el hidrógeno.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO