Hydrail, la nueva era de los trenes

El hidrógeno vuelve a acercarnos un poco más al futuro, aunque lo haga en otro tipo de vehículos a los que quizás no estamos tan acostumbrados a ver convertidos en máquinas eficientes: los trenes. Y es que aunque la idea no es nueva, puesto que desde el año 2005 naciones como Estados Unidos o Japón ya especulaban con su desarrollo, lo que no habíamos tenido hasta la fecha era la confirmación de cuáles iban a ser sus verdaderas prestaciones.

De esta forma, la tecnología Hydrail da realmente para mucho, ya que permite maravillas como, gracias al uso de baterías de célula de hidrógeno, ahorrar nada más y nada menos que el 80% de emisiones de CO2 con respecto a los trenes de pasajeros convencionales. Además de esto, el coste en concepto de combustible sería mucho menor, y el viaje mucho más ameno para los viajeros, puesto que no emitiría apenas ruido si lo comparamos con los trenes de que disponemos actualmente. Por otra parte, no se puede obviar la que sin duda es su mayor ventaja, y es que al afectar directamente a los trenes, no sería necesario apenas cambio alguno a nivel infraestructuras, por lo que es más que probable que la mayor parte de los países se interesen por esto.

Teniendo en cuenta la trayectoria de nuestro país, me pregunto si en España el Gobierno va a dar el mismo paso que otros países hacia esta tecnología, o preferirá promover otro modelo que, si bien no es tan interesante, a ellos a nivel particular les convence más, como pasa con los coches eléctricos.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO