Hydricity, entre hidrógeno y electricidad

Aprovechar la energía que libera el hidrógeno utilizando electricidad es algo que ya por la década de los 90 se había intentando, y que hace poco retomaba el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, con el fin de conseguir que se redujesen en la medida de lo posible las emisiones que producen los automóviles no ecológicos. Sin embargo, hace ya algunos años y debido a la crisis económica, el proyecto quedó en el dique seco hasta que se le pudiera destinar una partida presupuestaria adecuada en tiempos de mayor bonanza.

Hydricity es el término que hace referencia a esa combinación de electricidad e hidrógeno, y podría ser una alternativa a considerar; esto es así por varias razones, pero sobre todo porque el argumento de “demasiado caro” parece no ser el más productivo cuando se trata de energías renovables, y con los avances tecnológicos que se están produciendo en los últimos años, es muy probable que destinando una buena cantidad de dinero al asunto, los científicos pudiesen investigar y desarrollar una forma de obtener energía a un coste más razonable, mediante un proceso que resulta de lo más ecológico en lo relacionado con el hidrógeno.

Como siempre, nos encontramos en la encrucijada en la que debemos elegir entre moderar el gasto y hacer que el medio ambiente resulte menos dañado por la intervención del hombre. Como siempre, nos tendremos que quedar con las ganas de ver esta alternativa investigada por una cuestión meramente económica.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO