Hyundai, Nissan y Toyota detienen su producción

Tras las durísimas catástrofes vividas en los últimos días por Japón, ya comienza a emerger una gran parte de las consecuencias de los acontecimientos, por lo que el futuro no se presenta, ni mucho menos, mejor que lo sucedido durante las pasadas jornadas. Para empezar, todo el tejido industrial japonés ha sufrido tremendamente con el varapalo, que pone en serio riesgo su presencia en el viejo continente, e incluso en los Estados Unidos.

De esta manera, Hyundai, Nissan y Toyota han anunciado de forma oficial que detienen su producción a todos los niveles, debido a que la falta de proveedores ha significado la necesidad de no seguir adelante con la fabricación de sus automóviles. Además, advierten de la posibilidad de que el cese de la actividad sea indefinido y a escala internacional, por lo que los trabajadores de las muchas plantas extendidas por todo el planeta han mostrado ya su miedo, fruto del no saber qué será de sus puestos de trabajo, que podrían perder de la peor manera y en el peor momento tras esta crisis que vive Japón, señalada por su clase política como “la peor desde la II Guerra Mundial”, lo que mucho decir.

En medio de todo esto, hay que lamentar el hecho de que estas marcas hubiesen conseguido contratos tan buenos para sus coches ecológicos, que ahora verán retrasada e incluso anulada su llegada al mercado, tras el desplome de los valores bursátiles de las tres grandes empresas niponas.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO