Invertir en coches ecológicos, una necesidad

No sólo en la zona de la UE estamos trabajando para conseguir que los vehículos ecológicos sean una realidad, ni tampoco es América el frente exclusivo para el hidrógeno, sino que en otros puntos del planeta, donde tradicionalmente ha habido muchísima más pobreza, también existe la necesidad de apostar por un modelo más ecológico y, sobre todo, sostenible, que sirva también de revulsivo para fomentar la igualdad y el bienestar social.

Así, es una reflexión poco usual, pero estos días se ha hablado mucho en algunos eventos de la cuestión, tras lanzarse el mensaje claro de que quizá el continente africano podría optar a tener vehículos ecológicos, si se diseña algo adecuado a sus necesidades. Coches con paneles fotovoltaicos podrían ser una buena opción, por lo que el automóvil eléctrico se alza como casi la mejor alternativa que en estos momentos existe para la región; y es que si se lograse que en el continente africano el modelo de coche basado en combustibles fósiles no llegase a existir, tendrían muchísimo camino avanzado, en tanto que se situarían poco a poco en una situación de igualdad que, de paso, les ayudase a proteger su medio y desarrollar un tejido industrial rentable.

Un proyecto ambicioso, de grandes valores, pero que sólo requiere la inversión de terceros países para que sea una posibilidad. Porque es justo promoverlo, y porque los vehículos ecológicos no deberían ser para uso exclusivo de los occidentales.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO