Japón cambia de rumbo

Que Japón ha atravesado una durísima crisis en los últimos tiempos, a raíz del desastre de Fukushima, es algo que no se le escapa a nadie. Sin embargo, lo que no parecía tan fácil de creer, pero que finalmente ha sucedido, es el hecho de que su Presidente del Gobierno haya decidido dimitir, y dejar paso a los que tengan proyectos para sacar al país del problema que todavía atraviesa (ya que la gestión del desastre nuclear todavía no se ha hecho efectiva por completo).

Mientras el país oriental se despierta sorprendido con la noticia, los medios de comunicación se preguntan qué va a pasar ahora con el grandísimo proyecto que se estaba diseñando en Japón para conseguir hacer evolucionar el modelo energético del país hacia uno que involucre muchísimo más las energías limpias. Porque, recordemos, el Primer Ministro japonés había prometido el fin de la dependencia de la energía nuclear, al considerar que ello sólo estancaba el país a largo plazo, y valorando el impacto que mantenerla tenía sobre una ciudadanía tremendamente descontenta con la gestión que se ha hecho, principal motivo para el cese de un Gobierno muy pero que muy desgastado por los acontecimientos.

Esperemos que, efectivamente, esto sea el comienzo de una nueva era, pero de una en la que la sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente sean la constante y lo que preocupe, y en el que por fin no tengamos que vivir más situaciones dramáticas por el uso de una energía que, en Japón al menos, no es segura.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO