KIA y los coches de hidrógeno

El fabricante de automóviles KIA, sin prisa pero sin pausa, ha ido presentando alternativas de negocio muy interesantes en los últimos eventos relacionados con la automoción sostenible, a los que creo que merece la pena dedicar un poco de atención. Si ya por el año 2003 anunciaban el que sería uno de los primeros modelos de “coche ecológico”, aunque fuese no más que un híbrido, en la actualidad han seguido impulsando esa línea de trabajo, y puede ser que silenciosamente y un poco sin que nadie se percate, KIA se convierta en uno de los referentes de los coches ecológicos de nuestro tiempo.

¿Por qué? Pues en mi opinión se debe a una cuestión muy simple: lo primero, porque van a apostar, y mucho, por los coches de hidrógeno, que son los que menos contaminación propician, y los que más a largo plazo pueden resultar ser la solución para muchos de nuestros problemas medioambientales. Por otra parte, porque como empresa han buscado ante todo satisfacer a un tipo de cliente muy específico, que no es otro que el usuario urbanita que quiere un coche eficiente y barato, pero que además le salga rentable a largo plazo, consiguiendo amortizar su inversión inicial con el paso del tiempo.

Se trata de una fórmula que, a pesar de no haber dado frutos por el momento, me parece que tiene todas las papeletas para ser una de las ganadoras en los próximos años. Ahora sólo queda ver exactamente qué es lo que KIA está dispuesta a ofrecernos.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO