La crisis de las renovables sigue adelante

Las energías renovables no atraviesan, ni mucho menos, un gran momento, pero lo cierto es que ahora la situación ha pasado de castaño a oscuro, y se está poniendo verdaderamente dramática, como revelan las cifras de paro en el sector, y que podrían ir a más si se cumplen los pronósticos que se escuchan en respuesta a la nueva normativa que ha aprobado el Gobierno de España.

Debido a la falta de liquidez que los pequeños y medianos inversores tienen, una vez creadas las empresas es muy difícil lograr obtener rentabilidad alguna, ahora que las primas y subvenciones para las energías limpias han desaparecido prácticamente del mapa. Mientras tanto, desde el Ejecutivo se pide calma, y se habla de que no queda más remedio que apretarse el cinturón pero… ¿a qué precio? Ciertamente hay mucha gente en España que está sufriendo las consecuencias de una muy mala gestión del sector, tanto por parte de este Gobierno como del anterior, y que creo merecen una explicación de por qué se aceptaron sus inversiones si se planeaba poner las reglas del juego tan difíciles al final de la partida.

Las energías renovables en España son, probablemente, uno de los pocos sectores con capacidad real para crear nuevos empleos frente a la crisis; si la problemática que envuelve este asunto no se soluciona, probablemente todas las esperanzas depositadas ahí se irán al traste, y con ellas otra posible salida del túnel económico que parecemos atravesar.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO