La energía más sostenible

Además del hidrógeno, una fuente de energía con muchísimo potencial de cara al futuro, a menudo veo que la gente se pregunta cuál puede ser la energía limpia que más éxito ha tenido y está teniendo en España y, por lo tanto,  puede aspirar a convertirse en la energía más sostenible. ¿Existe una relación entre la más utilizada y la más respetuosa a nivel medioambiental?

En mi opinión, efectivamente esto sucede en el modelo energético español, donde la energía eólica ha ganado con mucho la partida a su competidora principal (energía solar), gracias a muy diversas razones que podemos resumir de este modo: por una parte, ha sido clave el hecho de que las grandes empresas como Iberdrola se hayan decidido a impulsar dicho modelo de negocio por encima de otros, así como también los grandes inversores han visto con buenos ojos la utilización de dicha energía limpia. La razón por la que esto es así es porque, dentro de lo que son las energías renovables, el coste de mantenimiento de instalaciones eólicas es realmente bajo, y sin embargo si se ubican con la suficiente habilidad, pueden resultar enormemente rentables, con lo que el gasto inicial se amortiza rápidamente.

Por otra parte, en un mundo en el que el respeto por el medio ambiente es cada vez más demandado, la energía eólica, bien planificada, tiene un impacto mínimo en el entorno, lo que la convierte por derecho propio en la energía más sostenible dentro del elenco de las ahora utilizadas de forma mayoritaria.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO