La energía nuclear se tambalea

Parece que el futuro de la energía nuclear es cada vez más oscuro en la Unión Europea, sobre todo si atendemos a los resultados que hemos estado viendo en los últimos tiempos. Y es que si Alemania era la primera que se decidía a poner punto y final a su trayectoria con respecto a esta fuente de energía, ahora son los italianos los que han dejado ver de forma muy clara lo poquísimo que desean tener un modelo energético basado en la misma alternativa que causó tanto daño en Fukushima.

Podría estar siendo este el tiempo de un importantísimo cambio, en el que estemos avanzando hacia una sociedad más preocupada por el medio ambiente antes que por el beneficio que supone el ahorro de la energía más barata. Y es que tal vez el hecho de que Berlusconi siempre ha sido una figura preocupantemente ambiciosa ha sido lo que ha decidido a los italianos a cerrarse en banda, y poner punto y final al sueño de Il Cavaliere de una Italia “moderna”, que basaría prácticamente toda su producción energética en un modelo que, para la mayoría de los italianos, está más que obsoleto.

El presidente se ha comprometido a respetar su decisión, y por lo tanto ya podemos decir que son dos los países que dicen adiós a la energía nuclear. Sólo nos queda preguntarnos cuánto tardaremos en España en subirnos a un carro al que, en mi opinión, deberíamos apuntarnos cuanto antes. Y es que el desastre de Japón ha sido la gota que colmó el vaso.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO